Ser el “primero” en tener un iPhone4

29 July 2010

Cuando vives en un país pequeñito e insignificante a nivel global  en volúmenes de uso de nuevas tecnologías (como muestra un botón) si te dicen que te des prisa, porque esta noche vas a ser el primero en tener el nuevo iPhone de Apple tienes que cogerlo con pinzas (van 3M de unidades vendidas en medio mundo). Pero bueno, de ilusiones también se vive, a veces.

Dejando a un lado la anécdota/reclamo publicitario de las compañías telefónicas, me gustaría comentar algo que me ha llamado la atención. Si uno le echa un vistazo a las diferentes opciones para hacerse con un iPhone 4 en España (Movistar, Orange y Vodafone) se da cuenta inmediatamente de que las compañías tratan mejor a un cliente nuevo de portabilidad (un perfecto desconocido que sólo puede demostrar que era cliente de otra empresa..) que a sus propios abonados. Ejemplo: un iPhone 4 32GB en Orange con 1750 puntos, que son 3-4 años de facturación media particular, cuesta 159€. El mismo terminal con las mismas condiciones para un nuevo abonado que pide portabilidad a esta compañía, sólo paga 75€. ¿No es una tomadura de pelo? O siendo un poco menos negativo, ¿no nos están pidiendo A GRITOS que nos cambiemos de operadora en cuanto termine el periodo de permanencia? Está claro que sí. Y también se deduce rápidamente que los clientes tienden a ser “fieles”. Que una vez firmada una permanencia de 18 o 24 meses la mayoría de usuarios se quedan uno o dos años más.

Propongo que por ley a uno le lleguen las facturas impresas en color rojo sangre durante el periodo de permanencia y verde intenso tan pronto como éste acaba. “Eres libre!” deberían rezar en letras llamativas que cruzaran de lado a lado cada hoja de la factura mensual.

(…)

Otra reflexión: si te interesa un iPhone 4 y no eres de Orange, no te lo pienses mucho. Tiene las mejores tarifas de voz/datos y te harán un buen precio si te cambias. Ahora, rojo sangre 18 meses.

Y una más: en Francia, Suiza y Reino Unido lo venden libre. Por ley. Verde, verde!!


Actigrafía, o cómo levantarse de mejor humor

17 July 2010

Recuerdo una conversación lejana, con un amigo amante de la tecnología y geek certificado, que decía, más o menos, que el día que haya despertadores que sean capaces de registrar las ondas cerebrales durante la noche sabrán cuál es el mejor momento para despertarte por la mañana.

Durante el sueño pasamos por fases de sueño profundo y sueño ligero (simplificando). El momento ideal para despertarse es durante una fase de sueño ligero. Nos despertamos sin sensación de aturdimiento, pereza o cansancio. Suena bien, ¿verdad? Pues ya existe, para uso doméstico, sencillo, y por lo que he podido probar, funciona bastante bien Aunque lo haga de una manera menos exótica que la que proponía mi amigo (por ahora) el resultado es el mismo. Se trata de despertadores con algún tipo de mecanismo para detectar y registrar nuestras fases de sueño y despertarnos a la hora más próxima a la que ponemos la alarma cada mañana dentro de uno de esos periodos de sueño ligero.

La técnica se basa en actigrafía, una técnica no invasiva para monitorizar las fases de sueño de las personas. Es similar a la que se emplea en las llamadas unidades de sueño, que son instalaciones hospitalarias donde se trata y monitoriza a pacientes con desórdenes serios de este tipo.

Basándonos en el hecho que que en las fases de sueño profundo apenas realizamos movimientos al dormir y en las fases de sueño ligero sí nos movemos, existen hoy día unos dispositivos sencillos y económicos que permiten seguir nuestra actividad por la noche y despertarnos en el momento más indicado. Los que conozco son los siguientes:

Despertador inteligente Axbo: se trata de un despertador muy avanzado y una muñequera que se debe llevar durante la noche. La muñequera tiene un sensor de movimiento que recoge cómo y cuánto nos movemos durante el sueño. El despertador recibe sin necesidad de cables las señales de la muñequera, registra los datos y hace sonar la alarma en la fase de sueño ligero más próxima a la hora indicada por el usuario para levantarse. Lo comercializa en España la empresa tecnoadicto y son de plena confianza. En su página web podréis encontrar mucha más información sobre su funcionamiento. Aunque no he tenido ocasión de probarlo me parece un producto más que recomendado para quien quiere un todo-en-uno que funciona desde el primer momento y no necesita ser un experto en tecnología para hacerlo funcionar. Es fundamentalmente como un despertador tradicional que nos va a despertar cada mañana cuando menos nos cueste gracias a que sabe en cada momento en qué fase del sueño estamos.

WakeMate: el producto es en realidad una muñequera que envía datos a una aplicación con similares funciones al despertador Axbo, y para la que necesitamos contar con un teléfono de última generación tipo iPhone, Android, Blackberry, etc. Para una lista detallada de dispositivos soportados se puede consultar el siguiente link. Como se trata de un producto que está empezando su lanzamiento es difícil hacerse con uno. Por el momento tengo hecha una pre-reserva y espero que en los próximos dos o tres meses pueda probarlo y ver si merece la pena respecto al que comento a continuación.

Smart Alarm Clock: si con WakeMate sólo necesitamos una muñequera y un móvil compatible con su aplicación, Smart Alarm Clock ni siquiera hace falta la muñequera. Es una simple aplicación que corre en terminales Android y hace uso del acelerómetro de éstos para suplir la necesidad de llevar una muñequera durante la noche. Sólo hay que dejar el teléfono sobre la cama después de fijar la hora máxima de levantarse y la aplicación recogerá los movimientos que se produzcan al movernos durante la noche. Inteligente, no? Pues puedo decir que funciona realmente bien! Lo tengo instalado desde hace un par de meses y estoy sorprendido por los resultados. Realmente te despierta en un momento de casi consciencia y te cuesta muy poco salir de la cama. La sensación es similar a “bah, pero si ya estaba yo despierto” pero cuando ocurre cada mañana te das cuenta de que el despertador funciona. Además es interesante ver las gráficas de tus movimientos durante la noche y cómo cambian en función de preocupaciones, dormir en casa o en un hotel, etc.

Smart Alarm Clock además de ser una aplicación muy bien hecha, es gratuita! Sus creadores han prometido mejorarla aún más con interesantes funciones como detectar movimientos de dos personas, monitorizar ronquidos y producir un pequeño sonido para frenarlos, etc. Si la probáis y os gusta podéis comprar en el Market de Android la versión de pago que por el momento no es más que una donación ($5) pero que activará la versión mejorada cuando ésta esté disponible.

Existen otras aplicaciones similares para iPhone. Sólo hay que buscar unos minutos en la web para hacerse con ellas.

En general, recomendaría probarlas y decidir si nos basta con una solución de este tipo donde es necesario un teléfono inteligente o si por el contrario se prefiere algo mucho más sencillo y cómodo como un despertador con esta funcionalidad.

Alguna experiencia al respecto? A mi me parece un tema muy interesante.