PVR, HTPC, DLNA… cualquier cosa menos “ver la tele”

24 November 2010

Sí, cualquier cosa menos sentarse enfrente de la televisión y esperar que nos satisfaga. La televisión pública es infumable. Los programas son de ínfima calidad, la emisión a veces también, falta V.O. en ocasiones, las pausas publicitarias parecen una broma de mal gusto (a veces de más de 20min!!)

Hay muchas soluciones. Elige una, pero no pierdas más el tiempo y empieza a ver la televisión de este siglo y no la del siglo pasado.

PVR: cualquier cacharro que te permite grabar las emisiones de televisión de forma manual o programada. Mejor la segunda. Selecciona una película, una serie, las noticias, lo que quieras. Él lo grabará, todos los capítulos, aunque cambie de hora y día. Tú llegarás frente a la televisión, mirarás la lista de grabaciones y seleccionarás qué te apetece ver en ese momento. Sin perder el tiempo ni la paciencia. Y no olvides dar al botón de avance rápido durante la publicidad. Que tu PVR grabe todo no significa que tengas que ver todo.

HTPC: pues un PVR más un PC más un montón de cosas más. La verdad casi tantas como se te ocurran. ¿Cuántas cosas se pueden hacer con un PC? Pues imagina que además lo conectas a la tele y lo controlas con un teclado o mando inalámbrico. Puedes navegar, puedes escuchar música (home cinema, ampli externo). Puedes descargar contenidos. Puedes recibir televisión y hacer tanto o más que con un PVR. Puedes controlarlo desde tu móvil. Puedes compartir carpetas con otros dispositivos. Puedes hacer un millón de cosas. Fácil, cómodo y por un precio razonable. Si tu nivel de aficionado a los gadgets en un nivel de 0 a 10 es al menos de 6, adelante.

DLNA: mezclando conceptos. Una tecnología que te permite compartir contenidos entre cualquier dispositivo de tu hogar con tan sólo conectarlo a una red (wireless o cableada). Videos en el PC de la habitación que ves en la tele. Música del iPod que oyes en el home cinema. Fotos del marco digital que ves en el iPhone. En fin, cualquier cosa. Apunta las siglas. En unos meses no querrás que le falte a ningún aparato que entre en casa.

Advertisements